¿Quieres alquilar o vender tu vivienda o local? Para ello, y según la normativa Europea, desde el 1 de junio de 2013 los propietarios de los inmuebles deberán tener un certificado eficiencia energética.

Inscribiremos tu certificado de eficiencia energética en el registro creado para ello y adquirirás la correspondiente etiqueta-energética con la que podrás alquilar o vender tu inmueble.

El objetivo principal de este certificado es el ahorro y el aumento de la eficiencia. Además, también sirve para revalorar y comparar entre ellos los inmuebles. Las inversiones que se realizan para rehabilitar el edificio tienen un impacto directo en el gasto de energía. Por ello, ahorrarás energía y dinero en la factura.